Secretaría ULA activará nuevos servicios para agilizar solicitud de documentos de egresados

Está terminantemente prohibido pagar más de lo que está establecido en la página web de la Secretaría y de Grados (Foto Lander Altuve)

Los procesos de certificación que realiza la Secretaría de la Universidad de Los Andes se hacen mediante la recepción o expedición de documentos, fundamentalmente, fondos negros, notas globales, aprobatorias, constancia de buena conducta, acta de grado, rango académico, entre otros documentos que los jóvenes requieren una vez que egresan, bien sea para conseguir trabajo, una beca o para hacer una equivalencia en el exterior o cursar maestrías y doctorados. 

El profesor José María Andérez, secretario de la ULA, señaló que tradicionalmente la Oficina Central de Grados y Registro de Egresados (Ocgre), era una de las oficinas con mayor eficiencia en cuanto al cumplimiento de los lapsos de tiempo para la entrega de documentos, pero desafortunadamente, desde hace un año y medio para acá, el volumen excesivo de trabajo que se ha generado en esa oficina (la cual se encuentra trabajando con el mismo número de personal de hace dos años atrás), ha hecho que esas entregas vayan sufriendo retrasos, aunado a la dificultad para la adquisición de materiales y suministros, equipos de computación e impresoras, elementos que también contribuyen a que se produzca ese retraso. A ello se le suma también que Mérida se vio afectada por las protestas que afectaron los horarios de trabajo, ya que se implementó un horario corrido y en ocasiones, el personal no lograba llegar a la oficina por las dificultades que se presentaban en la calle de libre tránsito y esto generó una demora en la entrega de los documentos, por lo que la recepción de los mismos se paralizó hasta la presente fecha en la taquilla de grados.

“Ya hemos hecho un avance importante en la fecha de entrega y estamos despachando junio y julio, por lo que en cuestión de 15 días, ya nos pondremos al día. La próxima semana vamos a abrir la página web para que la gente pueda bajar la planilla de solicitud de documentos, la cual es la misma que se utiliza en la taquilla, pero esta va a requerir una validación, de tal manera que no pueda ser impresa, si el monto que tiene que pagar la persona por los papeles que está tramitando, no corresponde con el monto que la universidad cobra por esos conceptos, ya que hemos tenido dificultades y la gente deposita una suma mal y luego debe corregir, lo que genera muchos inconvenientes”, manifestó el profesor Andérez.

Se ha detectado que hay mucha preocupación por parte de la gente que quiere sus papeles de manera rápida y tratan de utilizar gestores pero hay que recordarles que la gestoría está prohibida dentro de la universidad. Recordó igualmente que se permite un solo trámite por día por persona, ya que antes una sola persona traía 20 o 30 solicitudes y eso generaba muchos problemas de colas. A partir del 1 de octubre para alguien que le vaya hacer una solicitud a otra persona, se le va a exigir una constancia firmada en original y copia de las dos cédulas tanto del que solicita como del dueño de los documentos, esto con el objeto de restringir aún más a esas personas que se lucran de la necesidad que tienen otras de obtener sus documentos.

“Está terminantemente prohibido pagar más de lo que está establecido en la página web de la Secretaría y de Grados, terminantemente prohibido conversar con los funcionarios y tratar de presionarlos para que salgan los papeles a tiempo. La mejor forma de que salgan a tiempo es dejarlos trabajar tranquilamente. En cuanto a aquellas personas que viven fuera de la ciudad de Mérida y que se les dificultad venir, les informamos que a partir del 1 de noviembre estaremos abriendo el servicio de Certificación Express en el cual vamos a recibir -vía Domesa, MRW, Zoom, entre otros- las solicitudes al igual que se hace en Mérida directamente, de manera que pagan en el banco el costo de sus papeles, envían una carta con la solicitud de los mismos, copia de la cédula y un sobre prepagado con la dirección de destino de esos documentos, la universidad le va a cobrar un adicional por el envió de esos documentos, los cuales les llegarán directamente a su casa y así no tendrán la necesidad de desplazarse a Mérida. Esperamos poder cubrir a las personas que viven en el interior y evitar que caigan en manos de supuestos gestores que les cobran el doble o el triple del valor real de los documentos y más aún con la actual situación económica que hay en Venezuela en la que muchas personas con sueldos y salarios bajos y un alto costo de la vida que no alcanzan para vivir, tengan que pagar altas cifras por sus documentos personales de la ULA”, dijo finalmente el profesor Andérez. Golfredo Lobo / Prensa ULA / CNP 14.293