Vicepresidente de la AN disertó sobre crisis universitaria y reforma a la Ley de Universidades

En la sede de la Apula

El Vicepresidente de la Asamblea Nacional, Enrique Márquez sostuvo un encuentro con representantes de la Intergremial Universitaria ULA la tarde de este viernes 27 de mayo en la sede de la Apula tras su visita a la ciudad de Mérida para reunirse con representantes de su partido Un Nuevo Tiempo (UNT) y visitar a los médicos en huelga de hambre en el Colegio de Médicos.

En el encuentro, donde estuvieron presentes los dirigentes de la IU-ULA, Virgilio Castillo por Apula, Maydole Villegas por Aeula y Dionis Dávila por Siprula, así como el diputado universitario al Parlatino, Luis Loaiza; Márquez disertó sobre la reforma a la Ley de Universidades que realiza la AN en contraparte a todos los artículos que la actual ley de educación superior deja como obstáculos para el desarrollo de la docencia, investigación y extensión, siendo la OPSU, una “camisa de fuerza”, sobre todo, para el diseño del presupuesto de las universidades.

En cuanto a la crisis salarial y presupuestaria en las universidades, Márquez fue enfático al destacar que la única solución a todos los problemas de los universitarios, es el cambio del modelo político y económico en el país.

Los representantes de la IU-ULA y algunos profesores ULA presentes en la reunión, obtuvieron su derecho de palabra para plantearle a Márquez, solicitudes y propuestas para la solución de la crisis universitaria, las cuales serán llevadas por el parlamentario -quien también funge como Presidente de la Comisión de Asuntos Universitarios de la AN- al Poder Parlamentario, donde serán tomadas en cuenta dentro de la deliberación del proyecto de reforma a la Ley de Universidades.

Los representantes de la IU-ULA y demás profesores y trabajadores ulandinos presentes, rechazaron el aumento salarial decretado por el Presidente de la república Nicolás Maduro de un 54 por ciento, en vista que no cubre ni un 10 por ciento del actual costo de la canasta básica, y en nada ayuda a las familias ulandinas a paliar la inflación que carcome sus salarios, dejándolos sin poder cubrir al menos un 70 por ciento de sus necesidades básicas.

“El trabajador que más gana en la ULA, con el aumento del 54 por ciento, sólo podrá comprar tres cartones de huevos”, expresó Dionis Dávila quien suscribió junto a Castillo y Villegas, las palabras de Márquez en cuanto a que la solución de la actual crisis salarial y presupuestaria inicia con el cambio del modelo político y económico en el país. (Prensa Apula O.M. CNP: 18.195).

Categorías: