CU-ULA avanzó en decisiones frente a la crisis

Con otra intensa agenda de 7 puntos a debatir y decidir en sesión virtual,  este viernes 30 de octubre de 2020 el Consejo Universitario de la Universidad de Los Andes sometió a consideración en primer orden, una propuesta de la Directora de Personal para materializar el derecho a la jubilación del Personal Administrativo,  Técnico y Obrero de nuestra universidad,  mientras tengamos esta situación de suspensión de actividades por motivo de la Covid-19.  En este sentido y por la referida situación y por voto mayoritario, se delegó la competencia de aprobar la jubilación al ciudadano Rector.  Vale acotar que un procedimiento similar se acordó para el personal docente,  y en el cual la delegación recae sobre el Secretario.

La propuesta votada llevó el agregado que consiste en que la Dirección de Personal,  una vez al mes debe  informar al CU sobre los universitarios que se han jubilado.  En este caso los consejeros recibieron copia del archivo que contiene la comunicación de petición de la Dirección de Personal para mayor claridad y conocimiento del caso.

Inventario sobre equipos obsoletos

Otra propuesta puesta en línea de debate fue el Reglamento de Sistema de Inventario, elaborado por el Servicio Jurídico,  a solicitud del Rector,  con el que se pretende resolver algunos problemas de nuestros inventarios, sobre todo lo relacionado con equipos cuya obsolescencia obliga a considerarlos en algún momento como material fungible.

Dicho informe sustanciado, de igual forma fue remitido el 29 de Septiembre de 2020, al Profesor Manuel Clemente Aranguren Rincón, en su condición de Vicerrector Administrativo para su visto bueno y posterior reenvío al Consejo Universitario.

La Consultoría Jurídica al no recibir observaciones por parte del Vicerrector Administrativo  consideró que no hay inconveniente en su contenido.

Dicho reglamento requiere de dos discusiones. La primera ocurrió en esta oportunidad y en ella se analizó la pertinencia, principios, propósitos, entre  otros. Tras ser aprobado este primer trámite se pasará a la segunda discusión,  en la que los señores  consejeros,  podrán solicitar la discusión de los artículos que consideren.

Programación académica de la FAHE

Mediante comunicación al CU la  Decana de la Facultad de Humanidades y Educación solicitó la aprobación definitiva de la Programación Académica del Periodo Especial 2020. La titular expresó disculpas porque las comunicaciones, tanto de la Oficina de Registro Estudiantil (ORE) como del Decanato lo identificaron como Semestre Especial. En este caso,  lo correcto de denominarlo "Periodo Especial” tal como aparece en el documento de la Programación. Pidió la decana que en la Consulta que se haga para su aprobación, utilicen los términos correctos, es decir, Programación Académica del Periodo Especial 2020. Esta solicitud fue favorablemente reconocida y votada por el CU.

Actualizar montos del CEP

El Vicerrectorado Académico presentó una comunicación del Consejo de Estudios de Posgrado en la que expresa los términos de la actualización de los montos que cobran por recuperación de costos de diversos servicios que prestan.

Esta propuesta corresponde al valor monetario que debe cancelar, en las cuentas bancarias de la
Universidad de Los Andes, los usuarios externos por trámites académicos/administrativos (Usuario externo: un estudiante regular de postgrado o un egresado del Sistema de Postgrado de la Universidad de Los Andes).
Tal solicitud obedece a la difícil situación económica que padece la Universidad y por ende a la falta de un presupuesto justo que cubra las necesidades para el desarrollo de las actividades académicas y administrativas.
Por otra parte, los recursos asignados por los Fondos de Trabajo (vía Presupuesto
Ordinario) son deficitarios, y no se logra cubrir los gastos de funcionamiento. Aunado a esto la hiperinflación, el altos costos de los insumos y servicios como son: adquisición de papelería, cartucho de tintas, tóner, o recargas y mantenimiento de las impresoras y fotocopiadoras.
Ante esta situación, se propone la siguiente tarifa a fin de establecer el valor de los servicios que presta la Coordinación General de Estudios de Postgrado relacionados con: constancias de estudio, record académico, pensum, certificación de programas, carga horaria, constancia de estudio para VISA, certificación de diplomas, cierre de expedientes entre otros.

La actualización de costos presentada recibió el visto y voto bueno de los consejeros.

Doctorandos y pandemia

Los cursantes pertenecientes a la primera Cohorte del Doctorado en Letras de la Universidad de los Andes, canalizaron en el CU su inquietud sobre el proceso de culminación de dicha cohorte.

Expresaron en comunicación que en el transcurso del presente año por culminar, pese a todas las dificultades y con algún retraso, por lo mismo, en el calendario previsto, las actividades conducentes al grado de Doctor en Letras, algunos de los cursantes ya defendieron sus respectivas  tesis doctorales, por vía virtual en los últimos dos meses. Otros se encuentran en revisiones finales
con los tutores para fijar pronta fecha de discusión.

Tras recibir el acta de defensa de tesis les corresponde cerrar expediente ante el CEP y cumplir los respectivos trámites para obtener formalmente el título en el rectorado. Esto, aseveraron, representa otra dificultad para cuatro de los cursantes que están residenciados fuera del Estado Mérida y no pueden gestionar en persona lo que se exige para el caso.

Puesto que todos trabajan como profesores universitarios, y es bien conocida la
crítica situación económica del gremio que les congrega, pidieron formalmente ante este
Consejo que la impresión y empastado de varios ejemplares de la tesis se exonere de los
recaudos para concretar el Grado. Adujeron en la comunicación que el oneroso costo de este requisito no se corresponde con la realidad de un docente, y es imposible cubrir con el precario ingreso la impresión, el fotocopiado y empastado de al menos tres ejemplares de sus tesis, tomando en cuenta que se trata de documentos de cerca de trescientas páginas.

Inquieta además, el estado de deterioro, inseguridad y abandono que sufren los espacios de nuestras instalaciones y bibliotecas, donde deben finalmente archivarse tales trabajos impresos.

En tal sentido, los afectados consideran que la realidad del país y la crisis universitaria ameritan
proceder de manera más práctica, y que se permita que dichas tesis doctorales sean
consignadas y archivadas en formato digital, enviándose por correo en formato PDF a la
dirección electrónica que se determine, la versión de cada una que haya sido aprobada tras la defensa ante el jurado.

Para dirimir sobre la gestión de esta modalidad  de consignación de la tesis doctoral solicitada, se aprobó pedir informe al CEP, SERBIULA y al Consejo de la Facultad de Humanidades y Educación y que dicha respuesta se haga a la brevedad posible.  Es menester que los solicitantes se cuenten dentro de los requisitos legales a consignar para obtener el título de Doctor en Letras

Afectado por la pandemia

El CU sometió a consideración solicitud de dos profesores jubilados de la ULA, (Maru León  Calderón y Benito Díaz Díaz) quienes plantearon se le conceda el estatus de estudiante regular de su hijo,  quien por motivo de la pandemia no pudo completar su inscripción a la Universidad
Sobre el particular se votó por mayoría la propuesta de remitir la solicitud,  para estudio e informe, al señor Secretario de la Universidad. 

Permiso y salud

Aclarado lo términos y las formas administrativas, el CU consideró posible la aprobación de permiso remunerado de la ciudadana Vicerrectora Académica, quien se ausentará del 06.11.2020 al 01.12.2020, para proceder con exámenes médicos en el exterior.

La Vicerrectora manifestó tener una carga de pregrado en la Facultad de Ciencias, e informó que la presente solicitud de permiso tiene la aprobación del Consejo de la Facultad de Ciencias.

Nuevas discusiones de cierre

Durante los días 1 y 2 de noviembre del 2020 se realizó una nueva convocatoria virtual del CU ULA a los fines de cumplir con las segundas discusiones estipuladas de dos propuestas consultadas y aprobadas en primer debate. Igualmente de sometió a corrección otras de las consultas aprobadas.

Tras la revisión exhaustiva, en la Consulta 5 del 24 octubre del 2020 fue susceptible de enmienda. Se propuso y en efecto se aprobó el Reglamento de Entregas No Presenciales en tiempos de epidemias, pandemias u otras contingencias, de la Facultad de Arquitectura. Ese instrumento jurídico debió llamarse: Normas para la entrega no presenciales en tiempos de epidemias, pandemias u otras contingencias, de la Facultad de Arquitectura
¿Cuál es la diferencia?
Si fuese un reglamento se requieren dos discusiones para su aprobación. Sí fuesen unas normas basta una discusión.

¿Por qué son unas normas y no un reglamento?
No es fácil discriminar o determinar uno u otro, pero en general cuando el instrumento jurídico proviene de la exigencia de uno mayor o no está diseñado para toda la universidad sino para un ente,  dirección,  facultad o núcleo determinado, puede considerarse como unas normas. Esta corrección logró aceptación y voto de la  mayoría del CU.

Costos del CEP

De la discusión de la consulta 4 de similar fecha, y  que ventiló modificación de la estructura de costos de ciertos conceptos,  impulsada por la Directora del CEP, surgió una propuesta del Decano-Vicerrector del Nurr en los términos siguientes:

"... Por considerar que el futuro de la Universidad depende del cambio de paradigma que debemos asumir desde el CU ULA, en cuanto a la fomentación de una nueva cultura de financiamiento y sostenimiento de la Universidad, no puede verse este estudio superficialmente, de él depende la adecuación de nuestros productos, servicios y ofrecimientos académicos al mundo real. Observo que no se solicita un informe detallado y especifique para su aprobación y posterior toma de decisión. En la solicitud no se muestra, sugiere o se aporta una metodología que determine la precisión del cálculo y la estimación precisa de los elementos integrales, se dejan por fuera muchos costos y gastos que siempre van a incidir en la limitación del servicio y en la calidad de nuestros servicios y ofrecimientos académicos. El costo debe ser real, integral, completo y funcional, por lo cual y por estos momentos, debe como referencia expresarse en dólares de los EE.UU de Norte América además de incluir todos los elementos del costo.

No observo la estructura de los costos totales. Esto lo del costo debe estar unido a lo presupuestario, financiero es decir se debe  promover en el CU la creación de una comisión para concebir y diseñar un modelo de gestión institucional de los negocios y nichos empresariales productivos y educativos que permita a la ULA en los próximos cinco años, ofrecer productos y servicios de calidad ULA."

La propuesta  del Decano-Vicerrector del Nurr derivó enfoques entre los que destacó que la universidad no está facultada para establecer cobros por recuperación de costos en divisas. Para mantener el valor adquisitivo de lo que se cobra,  es menester hacer actualizaciones con alguna regularidad. Por tanto se sometió a consideración sólo la creación de la comisión.
Dicha comisión fue votada por mayoría y la conforman los profesores Geovanni Castellanos (Coordinador), Juan Carlos Pacheco y Alberto Camacaro

Inventario y procedimiento

En la consulta 2 del 30 de octubre de 2020 se aprobó en primera discusión el REGLAMENTO DE SISTEMA DE INVENTARIO

En esta nueva sesión virtual, mediante esta consulta se sometió a consideración nuevamente este reglamento, es decir, a la segunda discusión. El procedimiento que se seguirá es el siguiente:

La dinámica de discusión fue estructurada de forma que fuese efectiva, por tanto, y en primer orden, Si el consejero está de acuerdo con todo el articulado,  tal como ha sido elaborado por  Servicio Jurídico, votaría de la manera acostumbrada, es decir,  indicaría que su voto es aprobatorio.

 Si el consejero plantea la discusión de uno o más artículos, los indica. Se entenderá que está de acuerdo con el resto de los artículos.

Finalmente, con todos los artículos solicitados para debatir se organizaría una sesión extraordinaria del Consejo en la que se discutirá artículo por artículo,  siguiendo el mismo procedimiento de las otras sesiones realizadas. En este caso hubo voto aprobatorio de todo el reglamento en su esta segunda discusión estipulada.

Categorías: