Se realizó operativo de mantenimiento integral en el Núcleo ULA-Táchira

Para reparar instalaciones destrozadas en hechos de violencia 

Reacondicionamiento de la entrada al Núcleo Universitario del Táchira. (Foto de cortesía) 

El Vicerrectorado Administrativo, a través de la Dirección de Ingeniería y Mantenimiento de la Universidad de Los Andes, realizó un operativo correctivo integral en el núcleo “Pedro Rincón Gutiérrez” del Táchira, para reparar las diversas instalaciones que fueron destrozadas recientemente por un grupo de encapuchados.

Al respecto, la máxima autoridad administrativa de la ULA, profesor Manuel Aranguren Rincón, destacó que el Vicerrector-decano del núcleo Táchira, profesor Alfonso Sánchez, y el coordinador administrativo, profesor Omar Pérez Díaz, hicieron una solicitud de jornadas de recuperación de estas instalaciones, por lo que se programó la organización de este tipo actividades, en donde hizo presencia un personal calificado, de Ingeniería y Mantenimiento, constituido por más de veinte obreros, entre ellos, plomeros, carpinteros, herreros y pintores.


Observamos a los obreros en plena faena de mantenimiento. (Foto de cortesía) 

El Vicerrectorado Administrativo, a pesar de la situación presupuestaria y financiera que atraviesa la institución, hizo el esfuerzo y se consiguieron los recursos, a los fines de comprar los materiales, así como darle los viáticos de manutención a este personal que estuvo en el Táchira a fines de recuperar estos espacios. Es así como la propia institución universitaria, de manera responsable, le toca construir lo que dañan los violentos, apuntó.

Por su parte, el Ing. Omar Ruiz, director de Ingeniería y Mantenimiento de la Universidad de Los Andes, manifestó que en el Núcleo de Táchira se suscitaron varios hechos de violencia en los que un grupo de encapuchados asaltó esta dependencia, quemando y destruyendo todo el acceso a la universidad, sus garitas, el sistema de rejas, fachadas, salas sanitarias, paredes, entre otras áreas. 

“Queremos nuestra universidad y nos responsabilizamos por reparar los espacios que dañan, sin embargo pedimos que se respeten las instalaciones en estos hechos de violencia porque es muy oneroso para la universidad atender este tipo de situaciones. La ULA no obedece a ningún tinte político, es de todos los venezolanos. La universidad es universidad porque da cabida a todas las corrientes del pensamiento y repudiamos, desde todo punto de vista, a todas aquellas personas que dicen ser universitarios pero atentan contra los propios bienes de la universidad…” 

Debemos recordar que las autoridades y los gobernantes pasan, pero la institución universitaria queda para la formación de las futuras generaciones, porque posee una misión noble, generadora de conocimientos, del saber y no puede ser azotada ni agobiada por diferencias políticas como se vive en estos momentos. Los conflictos deben dirimirse en una mesa de discusión, con base en el diálogo. Los conflictos no se dirimen sobre la base de la violencia y mucho menos atentando contra los bienes de una institución universitaria,  enfatizó.