Serbiula atiende problemática de Biblioteca del Núcleo Trujillo

 Prof. Marlene Bauste de Carrillo, coordinadora general de Serbiula atiende problemática de Biblioteca del Núcleo Trujillo (Foto: Alfredo Zambrano)

PRENSA NURR-ULA/  Con la finalidad de atender la problemática que presenta la Biblioteca “Aquiles Nazoa” del Núcleo Universitario “Rafael Rangel”, se realizó una reunión con la presencia de  la Coordinadora General  de los Servicios Bibliotecarios de la Universidad de Los Andes.

En tal sentido, durante el viernes pasado, los profesores Marlene Bauste de Carrillo, coordinadora general de Serbiula, José Gregorio Baptista, coordinador Académico del Nurr, y Edixon Macías, director de la Biblioteca “Aquiles Nazoa”, luego de analizar la situación,} definieron las estrategias en función de lograr una solución a corto plazo, que permita la total reparación y en caso de ser necesario la dotación de nuevos aires acondicionados, en función del restablecimiento del horario normal de este servicio, el cual se brinda de media jornada laboral como medida de presión por parte del personal y en atención a lo establecido en la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat).

Al respecto, el profesor Macías aclaró a los usuarios que este es un problema que “lamentablemente se ha venido acumulando a lo largo de los años y queremos  se entienda que no es por falta de vocación y ganas de trabajar del personal. Contamos con un personal con bastante vocación para sus labores, pero las condiciones mínimas no están dadas y la Ley los ampara en ese sentido. Esperamos que comprendan y entiendan que estamos trabajando para que lo más pronto podamos solucionar esta problemática y todo vuelva a la normalidad como tiene que ser”.

Para solucionar lo referente a los aires acondicionados, a través de las gestiones del equipo vicerrectoral y con el apoyo del Laboratorio de Instrumentación Científica, se trabaja en la reparación de los mismos. No obstante, según lo indicó el profesor José Gregorio Baptista, se requiere la dotación de nuevas unidades, de acuerdo al  Informe elaborado, en cual se detallan sobre las condiciones de las instalaciones, las necesidades y el presupuesto requerido; esto en atención en lo acordado en la reunión del viernes.

Por su parte la profesora Marlene Bauste de Carrillo, señaló que una vez reciban el  informe técnicos de diagnostico de daños de los equipos, determinarán  cuáles unidades  están en posibilidad de ser reparadas y cuáles deben ser sustituidas con el objeto de buscar los recursos necesarios.

Asimismo, la Coordinadora General de Serbiula se refirió a la problemática del personal, ya que “tenemos jubilaciones y pensiones cuyos cargos  en este momento no pueden ser sustituidos  de manera inmediata y eso nos pone en el corto plazo otra situación de posible paralización o cierre de algunos de los servicios. Y por eso estamos acá, porque situación de la Biblioteca no es nada alentadora…Estamos para resolver”.

A pesar de las dificultades, dicha autoridad universitaria, compartió la buena noticia que a través de la Opsu se aprobaron varios proyectos  del Sistema Bibliotecario de la Universidad de Los Andes, en los que está incluido el   Núcleo de Trujillo como prioridad a razón de todas esas necesidades perentorias.

“Estamos tratando de hacer esfuerzos mancomunados para resolver la situación. Sin embargo, tenemos limitaciones fuertes, no solo de presupuesto porque el dinero está y se busca. Sino que nos coarta todo el tema que tiene que ver con la contratación para la compra de equipos, el sistema de licitaciones para resolver el problema de manera inmediata puesto que la Ley está poniendo una camisa de fuerza para poder adquirir los equipos que se necesitan… Hemos hecho ese esfuerzo mancomunado con las autoridades del Núcleo… Pero requerimos también que los estudiantes sean nuestros aliados en hacer presión ante las autoridades gubernamentales para que ese Proyecto sea considerado de máxima prioridad para que sean aprobados los recursos para atender esta necesidad… Este es un servicio que mayoritariamente se brinda al estudiantado y son los más afectados con todos los problemas que aquejan a la biblioteca y reiteramos nuestro compromiso que en un corto plazo podamos estar viendo humo blanco para poner a funcionar a la biblioteca como debe ser a la comunidad estudiantil y de investigación, porque esta es una biblioteca no solo al servicio de la comunidad universitaria sino en general”. Puntualizó la Prof. Marlene Bauste de Carrillo.