ULA certificó a participantes del curso expresión oral y locución

La bachiller Isabella Rujano, en representación de los integrantes del curso dijo haber aprendido, disfrutado y cumplido con sus expectativas (Fotografía: L. Altuve)

** El programa formativo organizado y dirigido por la Dirección General de Medios de Comunicación de la ULA a través de ULA FM 107.7 permitió la inducción de cincuenta y siete personas quienes han adquirido conocimientos que le servirán de herramientas para el competitivo mercado laboral

En el Paraninfo de la Universidad de Los Andes se realizó el acto formal de entrega de certificados a los 57 participantes quienes formaron el grupo del curso de expresión oral y locución que ofertó la institución universitaria a través de su Dirección General de Medios de Comunicación. El acto estuvo presidido por el rector de la ULA, Mario Bonucci Rossini, acompañado por los organizadores y e instructores del programa formativo, entre ellos, Nelson Espinoza, director de Medios ULA, Oscar Ramírez y Walter Trejo coordinador de la Cátedra de la Paz. 

La autoridad universitaria, Mario Bonucci Rossini, en su intervención precisó que el curso de expresión oral y locución se encuentra inserto en las ideas innovadoras que ofrece la Universidad de Los Andes, por lo que la institución acierta con este tipo de actividad que forma parte del proyecto denominado aprendizaje a lo largo de la vida que lleva adelante la ULA con la Comunidad Económica Europea. “Este programa en el que participa la ULA, es educación no formal, pero contiene la rigurosidad que permite acreditar en cada uno de ustedes el manejo de habilidades y destrezas”. 

Oscar Ramírez, en representación de los instructores expresó que con el acto de entrega de los certificados han recordado, rendido tributo y  valorado el trabajo de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, sacerdote salvadoreño quien usó su voz en favor de los desposeídos y de quienes no tienen voz, por lo que invitó a los participantes del curso a tener presente la entereza para poner su voz al servicio de los más necesitados siguiendo el ejemplo de Monseñor Romero. 

Por su parte, la bachiller Isabella Rujano, en representación de los integrantes del curso dijo haber aprendido, conocido, disfrutado, así como haber cumplido con las expectativas. “El objetivo se cumplió, nuestra meta fue atrevernos, pasar al frente, micrófono en mano, solos, sin experiencia alguna, todos lo intentamos y con miedo a equivocarnos. Tengo más de un año trabajando en esto, y les aseguro, mis nervios le sacaban ventajas a los suyos, pero de qué serviría no sentirlo, no emocionarnos, no disfrutarlo”. (Yasmira Carrasquero. CNP 12405. Prensa ULA)