Principales universidades públicas latinoamericanas enfatizaron necesidad de un Estado comprometido en educación

La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, recibió en el Palacio de La Moneda a los representantes de las más de 30 universidades que este jueves 20 de abril dieron inicio a la VIII Asamblea de Macrouniversidades latinoamericanas. La máxima autoridad política de este país compartió la voluntad de las distintas delegaciones por impulsar iniciativas concretas de integración regional.

Un mensaje dirigido a fortalecer el compromiso del Estado con la educación pública en toda Latinoamérica entregaron la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, y el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, en la inauguración del año académico 2017 de esta Casa de Estudios. La actividad, organizada como preludio a la VIII Asamblea de Macrouniversidades Públicas de Latinoamérica y el Caribe, contó con la participación de los ministros de Educación y Obras Públicas locales, Adriana Delpiano y Alberto Undurraga, además de una presentación del grupo musical Los Jaivas.

En el discurso inaugural de la jornada, el Rector Vivaldi recalcó la responsabilidad que le compete al Estado con sus universidades y la importancia que estas mantienen como pilares fundamentales en el desarrollo de las naciones en toda Latinoamérica. “Los gobiernos y parlamentos han de tener conciencia del enorme impacto social del trabajo que realizan las universidades públicas, y estas han de estar comprometidas con el devenir de sus pueblos”, afirmó. Por otra parte, manifestó el interés de las distintas delegaciones de avanzar en programas de movilidad estudiantil como Erasmus en Europa, iniciativa “qué ellos reconocen como uno de los factores más importantes para su propia integración”.

La secretaria ejecutiva de CEPAL, en la misma línea, hizo hincapié en el desafío que Latinoamérica tiene por delante ante el complejo escenario global de hoy. En el contexto de incertidumbre actual, señaló, la integración regional se hace más necesaria que nunca y con ese objetivo en el horizonte se debería “impulsar la convergencia entre los actuales mecanismos regionales de integración, avanzar hacia un mercado único digital, implementar un programa regional de infraestructura, desarrollar cadenas productivas regionales y acelerar la agenda de facilitación de comercio”. La Red de Macrouniversidades puede cumplir un rol fundamental en esta agenda, agregó, y llamó a encabezar una verdadera marcha regional de las universidades públicas para a aumentar la inversión en investigación e innovación.

Reunión con Presidenta Bachelet

Los rectores y autoridades participantes de la VIII Asamblea de Macrouniversidades Públicas de Latinoamérica y el Caribe, iniciaron la jornada con un recorrido por la Casa Central de la Universidad de Chile. La actividad incluyó una visita al Archivo Central Andrés Bello, donde pudieron observar la Colección Neruda, compuesta por artículos personales del poeta donados a la Universidad de Chile, que incluye más de 5.100 volúmenes y 8.400 caracolas, entre otros valiosos artículos.

Durante la jornada de la tarde, y tras la inauguración de la Asamblea, las delegaciones de las más de 30 universidades del cónclave fueron invitadas al Palacio de La Moneda por la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet. En la ocasión, el Rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri, distinguió a la mandataria con el grado de Doctor Honoris Causa de esta Casa de Estudios.

En la oportunidad, el Rector Barbieri destacó el recibimiento de la Presidenta como un gesto que impulsa mucho más el compromiso de los líderes latinoamericanos con la educación pública. “cuando un presidente recibe a los rectores de las universidades más importantes de Latinoamérica, no sólo es un acto protocolar, sino que un gesto de simbolismo y de referencia para lo que significa la educación pública y superior en nuestra región”, señaló.

Por su parte, la Presidenta Bachelet se manifestó honrada y emocionada al definirse como “hija de la educación pública”. “Entre los pasillos de un liceo fiscal y de una universidad pública me formé como profesional, pero también como ser humano y soy testigo de la misión irremplazable que cumple el Estado como agente docente”, dijo, agregando que “este reconocimiento que me entrega una universidad pública tan prestigiosa como la UBA es motivo de gran orgullo”.

El encuentro, en el que participó el Rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi; los ministros Mario Fernández, Adriana Delpiano, Nicolás Eyzaguirre y Paula Narváez; los asistentes al encuentro internacional de rectores, y otras autoridades de la U. de Chile, se desarrolló en el Salón O’Higgins del palacio de gobierno.

Educación pública e integración regional

Los rectores y las distintas delegaciones universitarias finalizaron la jornada en la Casa Central de la Universidad de Chile con la elección del Rector Marco Antonio Zago, de la Universidad de Sao Paulo, como presidente de la Red de Macrouniversidaes, en sucesión del Rector Barbieri.

El nuevo presidente expresó que una de sus principales preocupaciones en este nuevo período al mando de la Red consistirá en el fortalecimiento de los intercambios estudiantiles al interior de la región. La iniciativa, inspirada en el programa de movilidad europeo, Erasmus, tiene como objetivo convertirlo en un proyecto que ya no sea solamente impulsado por las universidades, sino también por los distintos Estados a través de recursos adicionales. “Mi convicción es que esto representaría una enorme revolución en la vida de América Latina, espero podamos fortalecer esta idea desde la Red de Macrouniversidades”, finalizó.

Respecto a la responsabilidad del Estado en la educación pública, el Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue, respaldó el proceso de Reforma al Sistema de Educación Superior chileno, precisando que las universidades públicas deben ser gratuitas. En referencia al modelo mexicano, comentó que en este país “no hay ninguna universidad privada financiada por el Estado. De hecho, sería muy contrario al espíritu que tenemos de la gratuidad de la educación. Creo que todo país debe aspirar a que la educación pública sea gratuita”. Asimismo, en relación a las grandes desigualdades socioeconómicas que viven los países de la región, enfatizó que “está plenamente demostrado que la mejor forma de poder aspirar a eliminar la desigualdad es con educación, desde los niveles básicos y medios hasta los superiores. Por lo tanto, es un deber del estado propiciar esa educación para poder aspirar a un país lo más igualitario posible”.

Las actividades continuarán este 21 de abril, con el "Foro Internacional: Impacto y trascendencia de la Universidad Pública en América Latina y el Caribe" y la segunda jornada de la Asamblea de Macrouniversidades. (Fuente: Dirección de Comunicaciones Universidad de Chile)

Categorías: