La ULA se declara en emergencia permanente ante grupos que atacan con total impunidad

 

Tras las cruenta arremetida contra estudiantes y profesores del Núcleo de La Hechicera de la Universidad de Los Andes por parte de una banda de motorizados encapuchados y armados durante la mañana de este  miércoles 22 de marzo en la ciudad de Mérida, el Consejo Universitario sesionó con carácter de urgencia esta misma tarde para conocer de cerca las versiones de las víctimas de los ataques.

Uno a uno tuvo su derecho de palabra para narra de propia voz cada episodio de barbarie, en las que figuran golpizas, robos de pertenencias, secuestros hasta el despojo de ropas que fueron quemadas.

En sus intervenciones, los estudiantes exhortaron al Secretario General del Sindicato de Obreros de la ULA (Soula) a que el caso del comedor se debe debatir con argumentos y no con la violencia. Señalaron al señor Guillermo Quintero de encabezar estos 12 días de acoso, amenazas y secuestro de las distintas facultades y núcleos. Por su parte el decano Rubén Chacón, también como víctima intervino exponiendo sus denuncias.

Rubén Chacón ante la avalancha de posturas y exhortaciones manifestó que el Soula tiene su sistema disciplinario sobre quienes cometen faltas, pero aspira tener a la mano las pruebas pues no puede hacer señalamientos a priori. 

La listas de propuesta fue extensa entre las que destacaron que el CU decidió decretar el cierre del comedor del núcleo de La Hechicera, por lo tanto no se debe enviar alimentos hasta tanto se restablezca las actividades académicas.  Dado que esta misma tarde y sin la presencia de estudiantes en dicho núcleo, se conoció del envío de bandejas, por tanto se le solicitará al Vicerrectorado Administrativo responder quién ha dado la orden de envío de alimentos en desacato al CU. 

Mediante un remitido público se responsabilizará al gobernador del estado  de permitir que ya haya agredido a la universidad, sus estudiantes, profesores y trabajadores a razón de la inacción de las fuerzas de seguridad de Estado. Igualmente se le ilustrará al mandatario regional y partido de gobierno lo que significa concesionar un comedor a través de la licitación.

Se programará la realización de un Consejo Universitario frente a la Comandancia de la Policía del Estado Mérida donde será invitado su comandante para que informe las razones de la ausencia de acciones de los cuerpos de seguridad cuando la universidad y sus universitarios son agredidos. Toda la comunidad universitaria tendrá el permiso reglamentado para la debida asistencia.

Habidas cuentas del silencio de algunos gremios y sectores universitarios frente a la arremetida contra la universidad y la violación de su autonomía, se procede a invitar a todas estas organizaciones al igual que toda la comunidad universitaria a una asamblea en el Aula Magna. 

Vista la agresión mediática emprendida contra el rector de la ULA de parte del gobernador del estado y sectores oficialistas, se ofreció un voto de apoyo a la majestad  institucional de la autoridad, más allá de la persona.

Se le solicitará al Observatorio de Derechos Humanos de la ULA que haga en nombre del Consejo Universitario las debidas denuncias por ante los organismos internacionales.

Las facultades y núcleos activaran sus respectivas asambleas en la que se discuta la agresión de la que es objeto la institución universitaria.

Se invitará al Cardenal, Alcalde, Cámara de Comercio, medios de comunicación, Colegios Profesionales, exrectores y demás miembros de las fuerzas vivas del Estado Mérida a los eventos planificados.

Al Servicio Jurídica y  la Dirección de Vigilancia se les solicitó hacer las investigaciones correspondientes que permita identificar autores y responsabilidad de agresión de la cual fue objeto el decano de la Facultad de Ingeniería y otros universitarios presentes en la Asamblea convocada. Así mismo los agredidos recibirán asesoría por parte de Servicio Jurídico a los fines de que interpongan las debidas denuncias ante la fiscalía y otras instancias.