Crisis eléctrica y su implicación en la academia fue discutida en la Facultad de Ingeniería ULA

Los estudiantes universitarios de Ingeniería recibieron clases y presentaron sus pruebas en los pasillos, escaleras y alrededores de la facultad. (Foto: Ramón Pico)

El tema de la crisis eléctrica nacional fue tratado por el Consejo de Facultad de Ingeniería de la Universidad de Los Andes, a propósito de los continuos cortes del servicio que se presentan en la institución universitaria, al menos dos horas laborables diarias, lo que ha afectado considerablemente la labor académica y administrativa en las últimas semanas.

El decano encargado de Ingeniería, Rubén Chacón, indicó que dada esta problemática este miércoles se observó a los estudiantes recibiendo clases y presentando exámenes en los pasillos, escaleras y alrededores de la facultad, como alternativa para evitar la pérdida de tiempo en sus respectivas labores académicas.

“También fue punto de discusión qué vamos hacer con el semestre, con las clases, durante estos tiempos que se está perdiendo, alrededor de dos horas diarias y tenemos el rumor de que podemos ir de 3 a 4 horas. El profesor Pedro Mora nos hizo una exposición de todas las investigaciones sobre el problema energético. Hasta el momento el Consejo de Facultad no ha fijado una posición firme con respecto a las horas perdidas ante la falta de energía eléctrica; sin embargo, acordamos hacer una espera de una semana, previo análisis de las escuelas, para luego tomar una decisión”.

En este consejo  estuvo presente el profesor Pedro Mora, especialista de la Escuela de Ingeniería Eléctrica, quien habló sobre los últimos datos del problema del sistema eléctrico nacional y su principal proveedor del servicio, ubicado en la Central Hidroeléctrica de El Guri, en el estado Bolívar. Al respecto reiteró que en esta semana se han dado cortes diarios de dos horas pero es muy posible que se incrementen a tres o cuatro por zona, debido al colapso de la mencionada central.

Guri está a 242,98 metros sobre el nivel del mar, a dos metros del colapso. Ya los ingenieros que están ubicados allá nos informan que se comienzan a ver vórtices, que es un sinónimo de turbulencias para los efectos de generación de cavitación sobre la turbina. Hay vibraciones fortísimas porque se están colocando las máquinas a trabajar por encima de su capacidad”.

Sobre los cortes en la Facultad de Ingeniería de la ULA y en la zona occidental del país, el profesor Mora señaló que son graves. Agregó que lamentablemente las decisiones de estos cortes están centralizadas desde Caracas, por lo que no se cuenta con un verdadero apoyo regional para mejorar o controlar esta situación.

En el Consejo de Facultad de Ingeniería se hizo una primera discusión sobre la crisis eléctrica en  la región y sus consecuencias en la academia. (Foto: Ramón Pico)

También el profesor de la Escuela de Ingeniería Eléctrica recomendó que la universidad debe reunirse urgentemente y tratar de ubicar horarios probables de trabajo y de clases. “Esto no es por un mes ni por dos meses, seguramente esta contingencia se podrá alargar hasta septiembre y por eso el problema se complica si no se planifica desde ya estos recortes de energía, que tendremos en las próximas semanas y los próximos meses”.

En otro orden de ideas,  los consejeros de facultad también trataron la preocupante situación de la deserción académica, también denominada diáspora universitaria, que en Ingeniería se percibe considerablemente por la difícil situación de las universidades venezolanas.

 El profesor Pedro Mora, de la Escuela de Ingeniería Eléctrica, señaló la urgencia de que los universitarios tomen medidas o planes de contingencia por los cortes del servicio eléctrico. (Foto: Ramón Pico)

Categorías: