Luis Loaiza lamentó indiferencia de profesores ante conflicto universitario y salarial

Envió un mensaje de reflexión a sus colegas

Luis Loaiza: “Importante número de profesores se mantiene distante de las acciones de protesta de la Intergremial Universitaria”.

El presidente de la Apula, Luis Loaiza, envió unas palabras de reflexión a todos sus colegas profesores, resaltando que desde el mes de abril de 2015 emprendieron un camino en conjunto con otros gremios y sindicatos ulandinos para defender la institucionalidad universitaria de los desafíos que impone un “régimen negador de la autonomía y del mérito académico” y, defender también, el derecho a obtener un salario digno por su calificada labor.

“Se constituyó la Intergremial Universitaria y desde entonces hemos desplegado una batería de acciones que han buscado generar conciencia y movilización ante la necesidad de fortalecer la posición de nuestros representantes federativos en la mesa de negociación de la II Convención Colectiva Universitaria (IICCU)”, destacó.

Sin embargo, -resaltó- todavía un importante número de profesores sigue indiferente ante la dura realidad que enfrenta la universidad, “y siguen laborando con aparente normalidad. Tampoco dedican unos minutos de sus clases para explicar la gravedad de la situación universitaria a sus alumnos y se mantienen distantes de las acciones de protesta de la Intergremial Universitaria”.

No obstante, -añadió- la terca realidad sigue golpeando a las universidades y a los universitarios y se impone por la fuerza de los hechos una paralización callada o silenciada que se expresa en la falta de papel, insumos para laboratorios, tinta para imprimir y un sinfín de carencias que impiden el desarrollo normal de la academia.

“Además de ello, se consolida entre los profesores la opción de emigrar y la de emprender actividades comerciales o profesionales alternas que van desde la venta de conservas y mermeladas, pasando por las artesanías y la venta de bienes y servicios multinivel. La verdad es que sólo hacer el mercado nos pone ante la realidad de nuestro empobrecimiento”, continuó.

Al cierre dijo que los universitarios se encuentran ante una etapa crucial. “Se aproxima el receso docente y si eso ocurre sin alcanzar un importante ajuste salarial en la mesa de negociación de la IICCU, llegaremos a septiembre con las manos vacías y en peores condiciones que las de hoy. A partir de septiembre nadie escuchará a los universitarios”, concluyó. (Prensa Apula O.M. CNP:18.195).

Desde abril de 2015 la IU mantiene una ardua lucha por defender la institucionalidad universitaria y el derecho a un salario justo.

Categorías: