CUE inició discusión de distribución del crédito adicional recibido por la ULA

El crédito llega 8 días después del mandato de cierre de ejercicio fiscal lo que dificulta causar gastos este mismo año. (Foto Danilo Figueroa) El crédito llega 8 días después del mandato de cierre de ejercicio fiscal lo que dificulta causar gastos este mismo año. (Foto Danilo Figueroa)

En sesión extraordinaria de este domingo 16 de noviembre de 2014, el Consejo Universitario de la Universidad de Los Andes, aprobó la modificación parcial del crédito adicional recientemente recibido a los fInes de ser trasladado a cubrir gastos de personal contemplados en la Convención Colectiva Única de trabajadores universitarios.

En este sentido, del total de 237 millones, se dirigirá de manera estricta al sector trabajador la cantidad de 79 millones 633 mil 284 Bolívares. Con esta cifra se pretende cubrir el bono extra de alimentación que aumenta de 30 a 45 días. Otros beneficios de la Convención Colectiva tiene que ver con gasto de vestuario para personal Administrativo, Técnico y Obrero, cobertura de la insuficiencia respectiva al Seguro Social de los trabajadores, insuficiencia para seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad, entre otros.

Esta modificación también tomó en cuenta gastos para comedor estudiantil, gastos para necesidades de reparación, mantenimiento y adquisiciones en Transporte, al igual que el pago de las becas y preparadurías.

Discusión diferida

El resto del crédito adicional recibido (137 millones 495 mil Bolívares), ha de ser destinado a gastos de funcionamiento diversos y en consonancia con las prioridades que proponga cada dependencia y Facultad. Frente a esto el Vicerrectorado Administrativo llevo a mesa una propuesta de necesidades generales que ya estaban en un marco de primacía. No obstante, el decano RaúHuizzi en su intervención manifestó que es un tema demasiado complejo como para ser aprobado sin que haya una exhaustiva revisión de estas propuestas y de necesidades alternas de igual importancia.

En este sentido, propuso diferir la discusión para un CU Extraordinario donde haya una clara confluencia y equilibrio entre las carestía de cada facultad. La mayoría aprobó la moción del decano Huizzi.

Urgencias y Servicio

Uno de los puntos a debatir con la debida urgencia es el referente al pago de servicios de electricidad, Agua, telefonía y Aseo Urbano de la universidad, que han acumulado una deuda importante. Este aspecto será tratado en el el CU de este lunes 17 de noviembre, quedando el resto para las próximas semanas.

El rector Mario Bonucci significó que la discusión faltante tiene un lapso prudente y que permite razonar al máximo las prioridades. “El gasto se ejecutará en el 2015, con los debidos procesos que obliga el decreto 6649 y las consabidas licitaciones”.

Es importante destacar la voz de malestar que el rector hará sentir en el próximo Consejo Nacional de Universidades, por cuanto la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu), envió a la ULA oficio de cierre de año fiscal el pasado 28 de octubre. Esto implica que ya no se pueden causar gastos en lo que queda de año, peor aún, cuando se recibe notificación del crédito 8 días después (6 de noviembre) en un monto que prácticamente es la mitad del escaso presupuesta aprobado para el 2015.