Con improperios y huevos podridos rechazaron decisión del Consejo Universitario

Los presentes lanzaron huevos podridos contra los accesos del Consejo Universitario.

Este lunes se vivió una situación tensa en el Edificio Central del Rectorado de la Universidad de Los Andes, cuando un grupo de personas, presuntamente atletas del Núcleo Trujillo, protestaron contra la negativa del Consejo Universitario de reconsiderar la decisión tomada de no participar en los próximos Juegos Universitarios (Juvineu), en rechazo al nuevo reglamento y ante las dificultades que se han enfrentado para la preparación de los atletas.

Una vez conocida la decisión del cuerpo, un grupo de aproximadamente 30 personas lanzaron morteros dentro del edificio, increparon al Director de Deportes, a los Consejeros y al Rector, además de cerrar con cadenas varios de los accesos al edificio y lanzar huevos podridos contra los accesos del Consejo Universitario.

El rector Mario Bonucci dijo rechazar la violencia que vulnera los requisitos básicos de convivencia de la universidad, calificando a quienes realizaron estas acciones como “desadaptados”, pues a su juicio “con este comportamiento no pueden llamarse atletas, deportistas o estudiantes”. La máxima autoridad afirma que hubo privación ilegítima de la libertad de múltiples personas en el Rectorado además de agresión a una edificación que es patrimonio nacional.

Un poco de historia

El Rector de la ULA explicó que los Juvines son juegos de alta competencia que tradicionalmente se han hecho entre las universidades, no obstante, recientemente se cambió la metodología desde el gobierno y ahora en lugar de ser disputa entre universidades será por cada entidad federal, medida que afecta a la Universidad de Los Andes pues varios de sus equipos están integrados por estudiantes de los 3 núcleos, además de existir el riesgo de que en determinadas instancias de torneo se tuvieran que enfrentar ULA contra ULA por estar la institución en 3 estados.

“Esta metodología es inapropiada, divide a la universidad en varios sectores, y por ello la mayoría de los atletas y entrenadores, así como la Dirección de Deportes expresaron su voluntad de no participar y dirigirse al gobierno para pedir que se cambie esta metodología, lo cual fue respaldado por el Consejo Universitario”, todo esto con el objeto de impedir la división de la ULA.

Al respecto Bonucci destacó que “las reglas del juego son claras, el Consejo decidió aun cuando incluso el Rector votó a favor de levantar la sanción para que se discutiera nuevamente el punto, pero esta fue la respuesta de quienes no saben convivir en democracia”. (NE/PrensaULA/CNP 18728)

Algunas de las puertas fueron bloqueadas con cadenas para dificultar la salida de los Consejeros

La puerta de la Secretaría fue bloqueada con muebles

Realizaron quema de materiales en los pasillos del rectorado

También se lanzaron algunos explosivos dentro del edifcio