Red ambulatoria de Mérida cuenta con salas respiratorias para detectar AH1N1pdm09

varios Casos
Durante los últimos días del mes de abril de este año, en una clínica privada de la ciudad de Mérida, se reportaron varios casos de Influenza AH1N1pdm09 –denominada así porque la cepa del virus que circula actualmente es la misma registrada en el año 2009- entre sus trabajadores y algunos, incluso, requirieron hospitalización. La fuente provino de una paciente que llegó a este centro de salud con una neumonía grave y a la que los médicos, acertadamente, le hicieron la prueba.
Esta mujer recuperó su salud, pero allí comenzó un brote de esta influenza –considerado como intrainstitucional- e inmediatamente se lanzó la alerta epidemiológica y el cerco a los familiares de esos trabajadores contagiados. Sin embargo, el virus comenzó a manifestarse en otras partes de la ciudad, principalmente en el Municipio Libertador y luego en la zona panamericana, de hecho, las autoridades regionales reconocen la muerte de seis personas y más de un centenar de casos positivos de AH1N1pdm09.
Pero Mérida tiene una fortaleza: el Laboratorio de Microbiología y Salud Pública del Estado, adscrito al Departamento de Microbiología y Parasitología Clínicas de la Facultad de Medicina de la ULA es el único –además del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel- que recibe las muestras de todo el país, pues tiene personal capacitado para hacer un diagnóstico rápido usando biología molecular. Es por eso que en Mérida se puede saber qué sucede en otros estados venezolanos.
Los profesores José Andrés Mendoza y Silvana Vielma, docentes de la ULA y jefe e integrante del Laboratorio de Microbiología y Salud Pública del Estado, respectivamente, estuvieron en el espacio radial Aula Ambiental -conducido por Nancy de Sardi, coordinadora de la Comisión Universitaria de Asuntos Ambientales- y coincidieron al decir  que en Mérida la vigilancia es más estricta y eficiente. También aclararon muchas dudas que la población tiene acerca de la Influenza AH1N1 pdm09.
Nancy de Sardi: ¿Cuándo apareció la Influenza AH1N1 en Mérida y Venezuela?
Silvana Vielma: Este genotipo del virus que causó gran alarma en el 2009, llamado Influenza AH1N1, alcanzó en pocos meses magnitudes pandémicas en varios países del mundo y se le dio el apellido de “Pandémico 09” por haber sido el año en que se describe este brote. Venezuela no fue la excepción y tuvimos también un brote en el 2009 que después es desplazado hasta el 2011, cuando los merideños vivimos un segundo episodio epidémico de esta cepa AH1N1 pandémica y tuvimos gran número de casos en pocas semanas, que afortunadamente se controlaron con una mortalidad muy baja. Para los meses de agosto y septiembre, las cifras se habían reducido a cero. El virus todavía causó un par de casos en el 2012 que se controlaron rápidamente.
NdS: ¿Tenemos condiciones ambientales en Mérida que favorecen la enfermedad?
José Andrés Mendoza: El virus de la influenza, durante muchos siglos, ha azotado a la población mundial y en los países con las cuatro estaciones bien marcadas ocurren brotes epidémicos entre otoño e invierno, justamente cuando las condiciones climáticas favorecen su transmisión. En países tropicales como el nuestro sólo tenemos épocas de lluvia y de verano, pero si hacemos memoria el brote importante de AH1N1 pandémico que hubo en Mérida en el 2011, concordó con una temporada de lluvia y de frío, es por eso que no es casualidad que las lluvias de abril coincidieran con la detección rápida de casos gracias a la acción de nuestro laboratorio, en el que se apoya todo el sistema de salud regional para el diagnóstico y el transporte de muestras.
NdS: ¿Cuáles son las recomendaciones ante este brote epidémico?
SV: Prevención primaria, es decir, lavado frecuente de manos, distanciamiento social (no abrazar ni besar a los conocidos) y si se tiene fiebre, malestar y secreciones nasales no acudir al colegio, liceo, universidad, trabajo o sitios cerrados donde hay muchas personas para no contagiar a los demás; recuerden que el virus se transmite cuando tosemos o estornudamos. Ya hemos tenido varios casos dentro de la ULA, por eso se trata de conciencia colectiva. Si está enferma, la persona debe ir a los centros de salud para ser atendida y debe tener aislamiento intradomiciliario al menos durante los primeros tres días de la enfermedad mientras los fármacos hacen su efecto.
NdS: ¿Se recomienda entonces la prevención primaria específica, es decir, la vacunación o inmunización?
Varios casos de AH1N1 en ULASV: La inmunización está destinada para las personas con riesgo de enfermedad grave: niños pequeños, mayores de 65 años, cardiópatas, diabéticos, embarazadas, el personal de salud, entre otros. En pleno brote epidémico una vacunación masiva no es efectiva porque va a dar la falsa sensación de tranquilidad, pues la construcción de anticuerpos que van a servir de neutralizantes para el virus tardará cerca de dos semanas.
 
NdS: ¿Cuáles son las recomendaciones cuando se  inicie el malestar?
JAM: La tasa de mortalidad es pequeña. Esta enfermedad se presenta como una gripe fuerte que produce mucho malestar general, fiebre, dolor muscular, dolor de garganta y aumento de secreciones nasales, es lo que se llama popularmente “una gripe que te tumba”. En la mayoría de los casos los síntomas ceden en 6 o 7 días y la gente vuelve a la normalidad. Cuando comience la sintomatología se debe buscar asistencia médica en el sitio más cercano para desconcentrar la emergencia del Iahula, pues en toda la red ambulatoria se han dispuesto salas respiratorias y allí le darán tratamiento y recomendaciones generales. Estadísticamente se ha demostrado que los principales transmisores son los niños, de manera que los padres no deben enviar a sus hijos a clase con sintomatología respiratoria.
NdS: ¿Qué decimos a las personas que quieren que se les haga la prueba?
SV: El médico sabe cuáles son los signos de alarma: náuseas, vómito, dificultad respiratoria, diarrea, somnolencia, fiebre alta etc., pues las muestras se toman solamente ante una fase aguda de la enfermedad.
NdS: ¿Dónde se pueden vacunar y en qué momento es válido hacerlo?
SV: En este momento en Camiula, los ambulatorios Venezuela, El Llano, Belén y Los Curos se está vacunando en forma regular con prioridad a los que tengan más factores de riesgo y al personal de salud. La vacuna que se coloca en el sistema público es triple viral o triple influenza, es decir,  cubre la influenza estacional que produce los cuadros de gripe anuales, tiene elementos de Influenza AH1N1 e Influenza B.
NdS: ¿Las personas que van a viajar deben vacunarse?
JAM: No es una condición, pues la vacuna surte efecto en dos o tres semanas después de haber sido aplicada, es decir, el sistema de defensas del organismo tiene que prepararse y fabricar anticuerpos en cantidad suficiente para neutralizar cualquier virus. Si los viajeros estarán fuera del país una semana, por ejemplo, cuando regresen, aún no estarán protegidos.
NdS: ¿Si una persona se vacunó en el 2009 contra la Influenza AH1N1 es inmune actualmente?
SV: No, la vacuna tiene efecto por un año aproximadamente, por lo que debe ser un hábito vacunarse anualmente entre los meses de noviembre y diciembre cuando la vacuna ya está disponible, si hacemos eso, el sistema inmunológico despierta más temprano y el individuo quedará protegido más rápido.
NdS: Hay personas que tienen dudas, pues en el inserto de la vacuna se lee Influenza estacional AH1N1 2009 y creen que están recibiendo una vacuna antigua…
SV: No, ese es el nombre y apellido de este virus, porque fue reorientado como productor de un nuevo brote que reaparece como un problema de salud pública en el 2009.
NdS: ¿Cómo funciona la vitamina C? Es recomendable?
JAM: Sí, es un co-factor que actúa acelerando el proceso enzimático y haciendo más eficiente el proceso metabólico y no sólo es un activador de la respuesta inmunológica, también es un valioso co-factor en la cicatrización de heridas. Pero más allá de la vitamina C es recomendable una alimentación, sana, balanceada, consumo de frutas, líquidos, vegetales verdes y ejercicio.
NdS. ¿Es verdad que el virus AH1N1 mutó?
JAM: No existen pruebas de que haya mutado en su totalidad, pero éste tiene en su superficie unas proteínas azucaradas que se modifican siempre como consecuencia de la respuesta inmunológica de la gente. Se seleccionan cepas que de alguna manera resisten a la acción del sistema inmunológico y son las que poco a poco van prevaleciendo; el hecho de que exista una vacuna todos los años responde a esa necesidad: el virus varía, produce algunas mutaciones y trae como consecuencia que el del año 2012, en relación con el de 2013, sea un poco diferente a pesar de que es el mismo AH1N1. En los centros donde se planifica la producción de una vacuna consideran los posibles cambios que pueda tener el virus para fabricar una que se adapte a la realidad del momento.  Es por eso que aun cuando mucha gente se vacunó en el 2009, 2010 y 2011, debe hacerlo anualmente.
Categorías: