José María Andérez: “Hasta cuando tienen los universitarios que esperar que el gobierno se conduela de la situación de la salud”

José María Andérez. Secretario de la ULA (Foto Ramón Pico)

Desde el año pasado los gremios y las autoridades universitarias han estado anunciando que hay un déficit enorme en cuanto a los recursos para la atención en materia de salud. En el Consejo Universitario se han hecho reuniones para denunciar este grave problema, así como la búsqueda de hacer todos los esfuerzos necesarios para resolverlo.

Actualmente existe un problema estructural que tiene que ver con la baja capacidad de los salarios, aunado a que la atención en el área de la salud se ha hecho excesivamente cara en los centros privados, a los cuales muchas veces se debe acudir dadas las fallas que presentan los servicios de atención pública.

“Camiula desde hace varios años, ha tenido un déficit enorme en el área de medicinas, el cual está en torno a los 8 millones de bolívares fuertes. La universidad no tiene recursos para apoyar los programas de salud, los tratamientos continuos de los obreros y de los empleados no se pueden cumplir, porque solamente hay medicinas durante 2 o 3 veces, cuando mucho, al año y eso cubre entre 3 y 4 meses de medicinas, el resto de los meses tiene que cubrirlo directamente cada universitario. En algunos casos hay familias que destinan el 80 por ciento de sus recursos para pagar sus tratamientos y se les presenta una disyuntiva importante: o comen o siguen con el tratamiento, porque los dos aspectos al mismo tiempo no se pueden cubrir”, manifestó José María Andérez, secretario de la ULA.

En el caso de los tratamientos continuos, no solamente afectan a los empleados, obreros y profesionales que son atendidos a través del Camiula, sino también a los profesores y a sus familias que, en este caso, son manejados por el Instituto de Previsión Profesoral (IPP) el cual, desde el mes de enero, suspendió los tratamientos continuos. “En el Consejo Universitario se recibió una pequeña representación intergremial que fue a exponer y a dar a conocer la situación y las diligencias que han realizado en la ciudad de Caracas. Este es un problema que no puede ser afectado por la burocracia, no puede ser posible que uno tenga que ir a Caracas permanentemente a pedirle al Gobierno Nacional que atienda la salud de los universitarios, no nos rendimos, ni nos cansamos de ir a reclamar, pero estamos obstinados de esta burocracia que hay en torno a la respuesta para los problemas de salud de los universitarios. Acá no funciona el HCM, apenas el IPP está en estos momentos tratando de ver como inicia los tratamientos de nuevo, las emergencias no son bien atendidas, recientemente tuve una y me tocó echar a adelante con lo que hubiera, porque ninguna de las clínicas importantes de la ciudad recibe a un paciente que tenga un cuadro de extrema gravedad. Hasta cuándo tienen los universitarios que esperar que el gobierno se conduela de la situación de la salud y envíe los recursos para atenderla”, resaltó el profesor Andérez.

Esta situación no solo afecta a Mérida sino los núcleos también en aspectos como la reposición de personal, compra de equipos, problemas con los equipos pequeños, en este sentido la Secretaría pronto estará haciendo un aporte para tratar de ayudar y gestionar la compra de equipos menores pues hay problemas con los medidores de tensión, con los aparatos de otorrinolarigonlogía para los triajes normales y corrientes, compra de reactivos, suministros y mantenimiento de equipos. “Hasta cuándo vamos a ver que los recursos, en un país en donde el precio del barril de petróleo es alto, se destinan para otras cosas que no tienen que ver con el bienestar de la población. Hacemos un llamado encarecido al Gobierno Nacional, para que se preocupe por estos aspectos. No es una situación solo de la ULA, sino que ataca a todas las universidades del país. Me llama la atención que frente a una situación como esta no veo acciones contundentes de la gente que tiene que estar peleando por la salud de los universitarios. Esto no es solo deber de las autoridades y el Consejo Universitario, hemos visto un estado de postración, de inacción, que le pone al gobierno muy cómoda la situación, porque vamos a Caracas y esperamos que nos atiendan, siempre con esa esperanza de que nos den esos recursos, los cuales no son del Estado sino que les pertenecen a todos los venezolanos, queremos que aparezcan los recursos para poder mejorar la atención de la salud de los universitarios”, dijo finalmente el profesor Andérez.

Categorías: