No se vislumbra solución por parte del Gobierno Nacional a la situación del personal contratado de la ULA

José María Andérez, secretario de la ULA (Foto Ramón Pico)

A finales del año 2011, llegaron unos recursos a la Universidad de Los Andes, lo cual dio a entender que por fin el Gobierno Nacional reconoció que las universidades, producto que durante los últimos cinco años no se les ha asignado el  presupuesto para la reposición y contratación de personal, se vio en la necesidad de hacer contrataciones con el saldo inicial de caja o con ingresos propios de cada dependencia, al no contar con estos recursos.

“Esos contratados no tenían dolientes en el Gobierno Nacional, nadie los quería reconocer, pero afortunadamente esta situación cambio el año pasado, por lo que hoy hay una situación diferente. Sin embargo esperábamos que este reconocimiento se hiciera permanente y no estuviéramos que estar discutiendo todos los años la situación de este personal. En el caso de la ULA, los contratados representan un número importante de trabajadores, quienes están esperando que, luego de una serie de reuniones que se han realizado entre las autoridades y gremios universitarios, en la ciudad de Caracas con la Opsu y el Ministerio de Educación Superior, pueda cristalizar positivamente. No sabemos que vamos hacer con el pago de los aguinaldos y bono vacacional, la mayoría del presupuesto para el pago de ese personal se está haciendo con base en la Ley Orgánica del Trabajo, con lo cual hay una discriminación con respecto al resto de personal ordinario de la ULA”, resaltó José María Andérez, secretario de la ULA.

A las autoridades y a la comunidad universitaria les preocupa que han pasado 4 meses y estén en la misma situación del 2011 y no hayan obtenido respuesta hasta ahora. La Opsu le solicitó al Rector de la ULA que no se incrementara la nómina de contratados para ver qué solución se daba, por lo que se habló de una solución a mediano plazo, para ver si podían reconocer el ingreso de unas 100 personas anualmente en el presupuesto como personal nuevo, de manera de poder hacer los concursos y además regularizar la situación del personal obrero por la vía reglamentaria.

“Lo peor de no obtener respuesta es que las conversaciones están congeladas desde el mes de febrero, lo cual afecta negativamente a nuestro personal, sabiendo que tienen una inseguridad desde el punto de vista laboral y sabiendo que hay una discriminación en cuanto a sus derechos laborales, la cual no es generada por la ULA, cuando ésta los contrato de buena fe para desarrollar una actividad importante. A estas alturas ya debería haber una solución parcial, a mí como Secretario me preocupa esta situación, por lo que enviamos un mensaje claro al gobierno para que resuelva la misma en todas las universidades con buena voluntad y con criterio de solidaridad, ya que este personal es importante para el desarrollo de la actividad universitaria”, indicó el profesor Andérez.

La falta de personal en la ULA ha llevado a generar graves deficiencias en las dependencias universitarias, este personal no puede ser cubierto por la universidad sino es el Gobierno Nacional quien debe hacerlo, por esta razón se mantienen abiertos los canales de comunicación, pero hasta ahora solo se ha generado molestia, porque esta situación está llevando demasiado tiempo. “Es importante destacar que se realizaron unas mesas de trabajo hace un año y de allí no salía nada para la solución del problema, solo algunos aspectos que beneficiaron a los contratados el año pasado, pero no se avizora nada que dé solución definitiva al problema”, dijo finalmente el profesor Andérez.

Categorías: