Universidad solicita intervención policial ante propulsores de la violencia en vías públicas

La mañana de este lunes 29 de noviembre, aproximadamente unos 10 encapuchados generaron el caos y la violencia al impedir el acceso al Núcleo Pedro Rincón Gutiérrez, de la Universidad de Los Andes, ubicado en la zona norte de la ciudad de Mérida, específicamente en La Hechicera.

Oscar Camacho, decano de la Facultad de Ingeniería, expresó que se vuelve a repetir la escena de violencia pre decembrina de años anteriores,  que afecta el desenvolvimiento de las actividades académicas y  administrativas de las diversas dependencias universitarias. Igualmente dijo que se atenta contra los residentes de las comunidades vecinas.

Nelson Viloria, decano de Ciencias. dijo que es un problema grave por medio del cual les restringen el tránsito a los usuarios de las vías “son personas que ya no tienen ni excusas para sus actos”. Dijo Viloria que ninguna de las dos acciones  (suspensión de clases o continuidad de labores) han servido para apaciguar la grave situación.

Manifestó que en estos casos, la policía sólo se instala en cercanías del foco de disturbio para evitar que las personas que ignoran del hecho pasen y sean atacadas por los encapuchados.

Por su parte, Argimiro Castillo, decano de la Facultad de Arquitectura y Diseño, manifestó que recibió una llamada en la cual le informaban que desde las 5 de la madrugada este grupo de personas procedió a tomar el núcleo. Dijo que  hay, además,  una situación de problemas de fluido eléctrico, pues un árbol cayó sobre las líneas generadoras de la energía al núcleo. “Vivimos en un estado de guerra, una guerra que es contra la comunidad y contra nuestro trabajo”.

El Rector dijo que bajo ningún concepto debe haber suspensión de actividades en dicho núcleo, pues se está actuando con chantaje de parte de estos  desadaptados  que, además, se mantienen en las vías públicas, no así dentro de las instalaciones universitarias.  “Las fuerzas de seguridad deben actuar en estos casos”, dijo.

La norma rige las consabidas comunicaciones de la autoridad ulandina con las cabezas de las fuerzas públicas y gobernación para que dictaminen los mecanismos de prevención y disuasión ante esta violencia premeditada.

Categorías: