Dirección de Asuntos Profesorales modifica sus procesos para agilizar trámites universitarios

Pablo D'jabayan. Director de la DAP (Foto Ramón Pico)La Dirección de Asuntos Profesorales (DAP), dentro de su proceso de reestructuración, ha venido implementado la reingeniería en la modificación de los procesos que se realizan en esta dependencia, principalmente en las Unidades de Atención Académica, todo ello con la finalidad de reducir los tiempos en cualquier movimiento que se pueda hacer dentro de la universidad.

La DAP, junto con la Dirección de Servicios de Información Administrativa (DSIA), tiene aprobado, por el Consejo Universitario, la reingeniería para los procesos de ingreso, a fin de agilizar los mismos en cuanto al manejo de la información, para que un profesor cobre por nómina lo más pronto posible. Este proceso se ha minimizado enormemente, ya que la intención de la DAP es permitir que un profesor, al ingresar, pueda, al cumplir el primer mes de labores, cobrar su primer sueldo.

Esta es una unidad que lleva toda la información del profesor desde su ingreso hasta que sale de la universidad. Se manejan asuntos como los ascensos, cambios de dedicación, disminución de la carga horaria, entre otras actividades. Es importante resaltar que esta unidad ha venido haciendo esfuerzos para cumplir con las expectativas propuestas por el Secretario de la ULA, que son las de agilizar los procesos administrativos. “La unidad ha hecho un gran esfuerzo para entregar, en tiempo real, a los consejeros universitarios, decanos y  vicerrectores de cada núcleo, las resoluciones que el Consejo Universitario está discutiendo de las agendas A y B, elaboradas por la DAP. Simultáneamente el Secretario de la ULA, tiene en su poder estas resoluciones firmadas y selladas y una vez aprobada la agenda, se le entrega a cada uno de los decanos la agenda A con las resoluciones aprobadas. Esto agiliza el trámite, porque anteriormente teníamos que esperar que la agenda fuera aprobada para generar las resoluciones, llevarlas a la Secretaría de la ULA para que fueran firmadas luego volvían a la DAP, para que desde allí fueran enviadas a cada una de las dependencias administrativas de las facultades y núcleos” dijo Pablo D’jabayan, director de la DAP.

La DAP ha implementado, con la debida auditoría, con el control previo y posterior, que todas las resoluciones salgan con la firma y sello digitalizado del Secretario de la ULA, lo que permite evitar demoras. “Cuando el lunes el Consejo Universitario aprueba la agenda A de la DAP, la dirección comienza a distribuir las copias respectivas, tanto para la Dirección de Presupuesto, Nómina, Contraloría Interna así como para las diferentes instituciones que tienen relación con la ULA, entre otras dependencias, el mismo lunes se despachan esas resoluciones, algo que no se hacia anteriormente pues demoraba entre tres a cuatro días”, explicó el profesor D’jabayan.

Las resoluciones emitidas por la DAP, y aprobadas por el Consejo Universitario, tienen un código de validación, que puede ser verificado en la página de la dirección, www.ula.ve/dap allí encontrarán una copia digital de la emisión de esta resolución al igual que las constancias que se emiten para los profesores.

Categorías: