CU enfila peticiones de recursos a la OPSU para atender graves problemas de la comunidad ulandina

La realidad que atraviesa la Escuela de Geología de la Facultad de Ingeniería, es idéntica al resto de las escuelas de la Universidad de Los Andes, de acuerdo con el criterio de Secretario de la ULA, profesor José Maria Andérez.

En el Consejo Universitario de este lunes 31 de mayo, se recibió al profesor Leonardo González, quien detalló esta realidad.

La obsolescencia del equipamiento tecnológico (data de más de 20 años), la insuficiente planta física, la falta del recurso docente y la imposibilidad de prácticas de campos son el eje de un cúmulo de problemas que confrontan en esta dependencia de la ULA.

“Una matrícula que sobrepasa los 700 estudiantes, junto a una plantilla de profesores que ronda los 35 ó 40, es realmente una situación preocupante, puesto que dificulta la actividad académica”.

El CU decidió redactar los considerandos y resoluciones que permiten proponer -una vez más- a la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu), todos estos puntos de necesidad urgente.

Auditoría

Por mayoría de votos en el CU se aprobó la realización de una auditoría externa a la empresa de medicamentos Proula, a los fines de conocer con objetividad el estado de sus finanzas.

La propuesta, hecha por el decano de Farmacia, profesor Rafael Luna,  fue catalogada como de sana por parte del rector de la Universidad de Los Andes, Mario Bonucci, quien destacó que esta acometida la sufragaría el Consejo de Fomento.

No obstante, el Rector significó la urgencia de decidir la situación de venta de esta empresa a un grupo privado, ante su insostenible situación económica y las responsabilidades de salarios y cobertura de pliegos conciliatorios laborales.

Comedores en riesgo

Agotados se encuentran los recursos para la dotación de alimentos de los comedores universitarios, de acuerdo con lo expuesto ante el CU por parte del director de Servicio Generales, profesor Alí  Rosario.

Rosario dijo que hasta mediados de junio alcanzan las provisiones y, de no recibir los recursos por parte de la Oficina de Planificación del Sector Universitario, se generaría un cierre inmediato de estos servicios a los estudiantes.

Igualmente expresó que el transporte estudiantil también está en riesgo de paralizarse, de presentarse cualquier eventualidad, dada la inexistencia de dineros para afrontar gastos de cauchos o piezas de reparación.

“Los buses están en capacidad de servicio, pero en cuanto alguno se dañe o requiera un caucho, sencillamente será ubicado en nuestros depósitos, porque no contamos con los recursos para esos gastos”, dijo Rosario.

Vale referir que  la Opsu prometió -a principios del pasado mes de abril del año en curso-  la transferencia de recursos para asegurar el comedor a los estudiantes, pero hasta la fecha la Universidad de Los Andes no ha recibido nada.

Dijo que la intermediación del CU es importante para poder evitar la crisis tanto en comedores como en el sector transporte.

Ungüento

Un punto debatido en el CU, fue la veta de esperanza para la salud de muchos venezolanos afectados por la Lehismaniasis. Se trata de un proyecto de desarrollo de un ungüento capaz de tratar las lesiones que producen  esta enfermedad. El laboratorio de Formulación, Interfase, Reología y procesos (Firp), de la Facultad de Ingeniería, y el Laboratorio Witremundo Torrealba del Núcleo Universitario de Trujillo, se encargarán de hacerlo realidad.  Este proyecto está financiado por la empresa Procter And Gamble por un monto cercano a los 650 mil BsF.

Categorías: