Presentan Plan Piloto de Emergencia y Evacuación del Rectorado ULA

** Dependencias universitarias y organismos estadales unen esfuerzos para informar a la comunidad ulandina qué deben hacer en caso de ocurrir movimientos telúricos

El salón del Consejo Universitario sirvió para que representantes de seguridad de la Universidad de Los Andes y miembros de organismos estadales, encargados de brindar ayuda en momentos de siniestros, conocieran la primera etapa del plan de emergencia y evacuación del Edificio del Rectorado, el cual comprende capacitación de los trabajadores en caso de un siniestro.

León Morillo, delegado del Departamento de Seguridad e Higiene del Edificio del Rectorado de la Universidad de Los Andes, indicó que la reunión permitió evaluar varios sucesos sísmico ocurridos en otros países y en Venezuela, por lo que fue necesario activar el enlace con entes externos y así prepararnos, mediante un plan de desalojo de las instalaciones, en la sede central de la institución universitaria, para lograr que el personal allí labora, adquiera conocimientos básicos que les permita actuar en caso de ocurrir un evento telúrico, además de poder establecer responsabilidades.

El siguiente paso, precisó León Morillo, será la realización de conferencias con especialistas en el área quienes puntualizarán a los trabajadores los aspectos más importantes a ejecutar en cada lugar de trabajo. “Estamos realizando también los análisis de riesgos, para que las personas conozcan por dónde se pueden evacuar en caso de un sismo, o bien si hay mobiliario de oficina mal ubicado indicarles el lugar apropiado, así como identificar el lugar de los extintores, las principales puertas de salida, el orden a mantener en el momento del desalojo y cómo controlar el pánico, es decir, en las conferencias brindaremos las herramientas de acción adecuadas en caso de sismos o incendios”.

Explicó el delegado que ya fue elaborado un mapa de riesgos en el que establecieron las áreas de seguridad y riesgos dentro del Edificio del Rectorado de la ULA y están a la espera de sólo trasladar la experiencia al resto de las dependencias e instalaciones universitarias, de allí la importancia en la conformación de la Brigada de Autoprotección, ya que éstos serán los trabajadores que actuarán de manera adecuada en un siniestro determinado puesto que han sido instruidos para brindar los primeros auxilios, extinción de incendios, manejo de estrés y cómo actuar en situación bajo pánico. 

Por su parte Elsy Ponce, directora de Vigilancia de la Universidad de Los Andes, expresó que parte del trabajo a realizar por esa dependencia, consistirá en ubicar, junto con los Bomberos Universitarios, los puntos más seguros de la ciudad de Mérida, con la finalidad de que la comunidad universitaria conozca hacia dónde se puede dirigir, qué medidas tomar y cómo podría ayudar en un momento determinado.

A la reunión convocada, asistieron 15 representantes de entes internos y externos, entre ellos Bomberos Universitarios, Coordinación de la Secretaría, Facultad de Odontología, representante del personal ATO, delegados del Departamento de Higiene y Seguridad Laboral, Dirección de Vigilancia, Dirección de Ingeniería y Mantenimiento, Plandes, Vicerrectorado Académico, delegados del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), Cruz Roja, Policía Vial, Policía estadal, Inpradem y Fundapris.