Universitarios se concentran para defender autonomía ante “custodia” de terrenos que tienen fines educativos

Una importante reunión entre autoridades universitarias, profesores, estudiantes, trabajadores de la Universidad de Los Andes, entre otros invitados, se llevó a cabo el pasado miércoles, en horas de la mañana, con el fin de analizar y efectuar acciones concretas ante la  custodia del terreno de Campo de Oro, perteneciente a esta casa de estudios, que efectúa un grupo de personas desde hace una semana.

Esta concentración se realizó en la Dirección de Ingeniería y Mantenimiento de la ULA, y fue convocada por la secretaria de reclamos del Sindicato de Profesionales y Técnicos de la universidad (Siprula) y el secretario general del Sindicato de Artes Gráficas del Estado Mérida (Sagem). A este llamado asistieron los profesores Manuel Aranguren y José Andérez, vicerrector administrativo y secretario de la institución, respectivamente, así como representantes de la Asociación de Profesores y del Sindicato de Obreros.

Los asistentes coincidieron en que pese a las posiciones de las autoridades universitarias y del gobierno regional, aún no se ha resuelto esta situación pues permanece la “invasión” a este terreno, en donde se construirá la Facultad de Odontología, entre otras dependencias vinculadas al área de la salud. Consideraron que esta problemática es muy preocupante y requiere la unidad de todos los universitarios, puesto que se está violentando la autonomía universitaria.

Maribel Suárez, secretaria de reclamos del Siprula, indicó que además de informar lo discutido en la reunión a las autoridades que no pudieron asistir, se activarán varias acciones para defender la institución. En principio, se acompañará a los encargados de la evaluación de los suelos en Campo de Oro, que se encuentran custodiados, puesto que próximamente se conocerá la empresa encargada de la construcción de la nueva sede de la Facultad de Odontología. Esta acción solidaria se debe a que, en días anteriores, personal de Ingeniería y Mantenimiento intentó hacer un estudio en ese terreno y los “custodios” impidieron efectuar esta labor.

El secretario de la ULA, profesor José Andérez, señaló que no se entienden cómo un grupo de personas no recurran directamente a las instituciones oficiales dedicadas al problema habitacional y se ubiquen a los alrededores del terreno de Campo de Oro, el cual tendrá uso educativo y favorecerá a los merideños. Asimismo, manifestó su apoyo a la comisión reunida en la Dirección de Ingeniería y Mantenimiento que planteó algunas acciones institucionales para defender la autonomía de la universidad.

Por otro lado, uno de los invitados a esta reunión fue el alcalde del Municipio Libertador, Léster Rodríguez, quien aplaudió este tipo de reuniones y enfatizó la importancia de la unidad entre los universitarios ante un caso tan delicado. Consideró que esta medida, tomada por un grupo de personas, sí es una invasión, pues al no dejar que trabajadores universitarios hagan su labor en esta zona ya se afecta un derecho constitucional.

Los universitarios también esperan que próximamente se haga un Consejo Universitario en la sede de la Dirección de Ingeniería y Mantenimiento, se efectúe una reunión con las autoridades del gobierno regional, y que las dependencias jurídicas de la ULA hagan sus pronunciamientos con mayor prontitud.

Categorías: