Estrategias permiten funcionamiento de Farmacia del Camiula mientras esperan decisión del Consejo Universitario

Camiula está a la espera de que el comité de contrataciones de la ULA realice la orden por un millón 200 bolívares -que fue lo asignado por la OPSU a finales del 2009- para la adquisición de medicamentos para la farmacia de esta institución, lo cual permitirá a los beneficiarios obtener sus medicinas con el descuento establecido.

El profesor Robert Lobatón, director del Camiula, manifestó que igualmente están a la espera de la decisión del Consejo Universitario para la autorización del aporte de un millón de bolívares del Fondo de Anticipo para hacer la compra por un monto global de 2 millones 200 bolívares. Adicionalmente están realizando un préstamo al Consejo de Fomento por el orden de 2.5  millones de bolívares fuertes a fin de incrementar el monto. Este dinero será recuperado por Fomento del descuento que se hace por nómina a los trabajadores.

También se espera que el Consejo Universitario, cuando efectúe la discusión de la inversión del saldo inicial de caja, apruebe una buena cantidad a la Farmacia del Camiula, a objeto de incrementar el monto en la compra de medicamentos, ya que para el año 2010 está estipulada la cantidad de 16 millones de bolívares fuertes para cubrir la demanda en medicamentos de los trabajadores afiliados al Camiula.

Mientras se ejecutan estas discusiones y decisiones con respecto a los recursos; la Farmacia del Camiula está emitiendo órdenes a farmacias externas limitadas por un periodo de 15 días, aprovechando el crédito que ofrecen algunas farmacias, dijo el doctor Robert Lobatón 

Jubilaciones sin reposición
Es preocupante -señaló el profesor Lobatón- la situación que se vislumbra sobre las jubilaciones de 4 especialistas médicos en el 2009 y de otros 11 profesionales más previstas para este año 2010, para los cuales no hay reposición de cargo, lo cual pone a Camiula en una situación crítica en materia de atención al usuario, tomando en cuenta que día a día se incrementan los beneficiarios pero el personal especializado en atención médica disminuye, sin que existan los recursos para la contratación de nuevo personal que permita al Camiula mantener la atención médico especializada que ha venido ofreciendo al trabajador universitario e igualmente al sector estudiantil.

Categorías: