Dos parques tras las bondades presupuestarias

El Secretario de la Universidad de Los Andes, profesor José María Andérez, dijo, en el marco de la agenda número 18 del Consejo Universitario de este lunes 25 de mayo, que las  vicisitudes y necesidades presupuestarias para el funcionamiento idóneo del Parque Tecnológico de Mérida, fueron expuestas y debatidas en pleno ante los miembros de esta máxima organización universitaria.

El profesor Genry Vargas, director de esta corporación,  anunció  que han cuantificado un déficit operacional en torno a los tres millones de bolívares fuertes. Dijo que las repeticiones presupuestarias durante estos tres últimos años, aunadas a recientes anuncios presidenciales en materia de ajustes laborales para los trabajadores ha incrementados los pasivos que se deben asumir con dicho personal.

“Hay dificultad incluso de no poder pagar a tiempo las nuevas obligaciones asumidas. Además, con este déficit corren riesgos programas como el de manejo de la red y  el programa de emprendedores, entre otros”, dijo Andérez.

Tras la discusión, se votó por mayoría la estructuración de una comisión que evaluará la situación económica y financiera de este organismo, en un lapso de 15 días hábiles. La comisión está conformada por representantes del mismo Parque Tecnológico, el Departamento Técnico Universitario, la Dirección del Servicio de Administración de Informacion Administrativa (Dsia), el Consejo de Computación Académica (CCA) y el Vicerrectorado Académico.

Que se quede

Por otro lado, y desde tempranas horas de la mañana, un grupo de bachilleres beneficiarios de los programas de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (Daes), que reciben las ansiadas becas, habitan la red de posadas estudiantiles para estudiantes de escasos recursos y las Residencias Femeninas de la ULA, pidieron al Consejo Universitario, la permanencia del doctor Marcos Pino en el cargo de director de esta dependencia. Los jóvenes alegan que Marcos Pino ha sabido conducir con equidad y buena gerencia sus funciones en la Daes.

 

Saneamiento ambiental

El profesor Eugenio Mora, adscrito al Departamento de Ingeniería Hidráulica Sanitaria de la Escuela de Ingeniería Civil de la Facultad de Ingeniería, expuso ante los miembros del  Consejo Universitario la situación de intervención que amerita la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas, ubicada en predios del Parque Jardín Botánico, de la ciudad de Mérida.

Mora, dijo que para la reactivación de la planta de tratamiento se hace imperiosa la reubicación de las instalaciones educativas, así como el vivero de  dicho jardín, en un espacio apartado de sus 44 hectáreas. La intención es que la planta pueda recuperar su entorno a los fines de proceder a la instalación del componente electromecánico.

Ante su petición, el profesor Mora evidenció el mejor de los ánimos de parte de los miembros del CU. El profesor Juan Gavidia, aseveró que no existen posibilidades de trauma  en la mudanza de este anexo del jardín botánico pues existe terreno suficiente para este procedimiento. Por su parte el Director de Ingeniería de Mantenimiento, Omar Ruiz, expuso los cálculos de inversión de gasto de esta reubicación, los cuales alcanzan los 300 mil bolívares fuertes.

La recuperación de la Planta de Tratamiento, que ya lleva cerca de 4 años paralizada, tendrá un costo de 500 mil de bolívares fuertes y los asumirá el Ministerio del Ambiente. Esta avanzada se enlazará a los trabajos de colectores  de aguas servidas cuya inversión será de 1 millón de bolívares fuertes.

“Este es una trabajo que se hace desde la zona norte de la ciudad de Mérida y llegará hasta el municipio Campo Elías en Ejido. Ya hemos completado todo el margen del río Milla en el sector Chorros de Milla, Andrés Eloy Blanco y parte de La Milagrosa. También se han consolidado los colectores del sector Santa Rosa, con el río Albarregas. Falta reactivar la planta para continuar los trabajos en los sectores subsiguientes”.

En un año de trabajo ya concretado, el profesor Mora proyectó los resultados hasta la altura del viaducto Campo Elías, de la ciudad de Mérida.  Esto significa un tercio de todo el plan previsto, pero una vez cumplido con este sector mayormente intervenido por población, en las riberas del río Albarregas, los trabajos avanzarán con mayor rapidez hacia Ejido.

El Departamento de Ingeniería Hidráulica, por intermedio de la Unidad de Asesoría y de Proyectos e Innovación Tecnológica (Uapit), esta al frente de la coordinación de inspección de la obras de saneamiento del río Albarregas que realiza el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente.

La meta es un río Albarregas más limpio, libre de las descargas residuales y  cloacales,  e insertado en lo que se aspira dentro del Parque Metropolitano que lleva el nombre de esta vena líquida de la sierra merideña.

Categorías: