Congreso de historia reúne a intelectuales de cuatro países

El Congreso de Historia sobre Mentalidades, Representaciones e Imaginarios que se desarrolló en la ciudad de San Cristóbal hasta el domingo 19 de abril, acogió en su seno a representantes de cuatro países, estudiantes de varias universidades venezolanas y a los cronistas de varias localidades de la entidad.

En la apertura del Congreso de Historia sobre Mentalidades, Representaciones e Imaginarios, hicieron acto de presencia el viceministro del Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior, doctor Reinaldo Rojas; el rector de la UCAT, doctor Arturo Sosa;  la doctora Edda Samudio, primera profesora emérita de la Universidad de Los Andes;  el doctor Olinto Vargas, presidente de la Sociedad Bolivariana de Venezuela; la doctora Balbina Rodríguez, de la Universidad de León, de España; el doctor Pascual Mora, presidente de la Sociedad Bolivariana del Táchira, el profesor Gabriel Carvajal, de la ULA, coordinadores del evento, y el doctor Samir Sánchez, secretario de la UCAT.

También durante la apertura del evento, su coordinador, el doctor Pascual Mora, manifestó su beneplácito por la amplia convocatoria y aforo logrados, en el que participaron docentes y estudiantes e investigadores  de las Escuelas de Educación e Historia de la ULA y de la Universidad Católica, de la UNET, del Instituto Pedagógico y de la Universidad Simón Rodríguez de Barquisimeto, de la Escuela de Historia de la UCV y del Instituto Pedagógico de Caracas, de la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado, de la Universidad Pedagógica de Tunja y  de la Red de Instituciones Universitarias de Colombia, de la Universidad de Tamaulipas de México, así como cronistas de varios municipios del estado, miembros de la Sociedad Bolivariana y Academia de la Historia del Táchira y de la Sociedad Médica del Centro Clínico de San Cristóbal .

El orador de orden fue el doctor Reinaldo Rojas, rector de la UCAT, quien, en su exposición, destacó el papel de historiadores venezolanos a quienes reconoció como maestros, entre los que mencionó a Federico Brito Figueroa, Adolfo Añez, Ramón Tovar y Miguel Acosta Saignes, al tiempo de señalar que el ser escritor  de la historia no acredita al maestro, sino que necesariamente  los   discípulos deben ser quienes reconozcan a sus maestros. A Federico Figueroa, de quien se reconoció discípulo, lo identificó como “el forjador de la Escuela Historiográfica de Venezuela”.

Asimismo, afirmó, durante su disertación, que “queremos tener alumnos de historia más allá de la escuela, en la casa, en la plaza,  en el autobús” porque la historia “no está solamente en los documentos. ¡Qué hable la mujer, el indígena, el marginado para contar las múltiples historias… incluso la historia del poder debe estudiarse!”.

Afirmó que la idea de la ciudadanía es un gran tema de la historia a desarrollar. Al final de su disertación reconoció a Marc Bloch como “el gran historiador del siglo XX”, sin cuya obra no es posible entender la historia.

Categorías: